Inicio > Blog > El régimen «flat tax» italiano: el paraíso para los megaricos

El régimen «flat tax» italiano: el paraíso para los megaricos

El nuevo régimen flat tax italiano.

En los presupuestos de 2017, el ejecutivo italiano aprobó un régimen especial de impatriados y un flat tax o forfait con el objetivo de atraer a extranjeros de alto poder adquisitivo para que inviertan en el país.

Al igual que los regímenes para impatriados (también llamados non-dom) existentes en Malta, Portugal e Inglaterra, dicho régimen ofrece una fiscalidad directa muy atractiva, siendo ya conocido como el el régimen ideal para los «megaricos».

¿A quien va dirigido?

El régimen flat tax italiano, está dirigido principalmente para gente con mucho poder adquisitivo o «megaricos» que no hayan residido en Italia nunca o no lo hayan hecho durante mucho tiempo.

Este flat tax ha atraído a Italia a oligarcas rusos, millonarios latinoamericanos, genios del IT o incluso a Cristiano Ronaldo.

El régimen es aplicable para aquellas personas que trasladen su residencia a Italia no habiendo sido residente en dicho país al menos 9 de los 10 últimos años desde el momento en que se opta por el flat tax.

El flat tax se tiene que solicitar frente a las autoridades fiscales italianas y una vez otorgado expira a los 15 años de su solicitud.

¿Cómo funciona?

Las principales características del flat tax o tarifa plana italiano son las siguientes:

  • El individuo paga un impuesto fijo anual o una tarifa plana de 100.000 euros por todos los ingresos de fuente extranjera. El resto estarán exentos, es decir pagarán un 0%.
  • El contribuyente puede excluir del flat tax aquellos países que considere, los cuales tributarán a la tributación ordinaria italiana. Esto permite el llamado “Cherry Picking”, que permite excluir de la tarifa fija aquellas que generen deducciones y/o sean rentas al amparo de un Convenio de Doble Imposición beneficioso.
  • Tributación ordinaria por las rentas generadas en Italia.
  • El flat tax incluye también cualquier renta obtenida a través de vehículos y fondos de inversión establecidos fuera de Italia. Las reglas anti-abuso de transparencia fiscal italianas no aplicarán en dicho caso.
  • Como excepción a la regla, las ganancias de capital derivadas de la venta de acciones cualificadas (ostentar más del 25% del capital o el 20% de los derechos de voto) tributaran por la renta ordinaria italiana, no viéndose beneficiadas por el flat tax durante los 5 primeros años de aplicación del régimen.
  • El contribuyente estará exento de pagar impuesto sobre sucesiones y donaciones por los bienes situados en el extranjero.
  • No obligación de remitir a las autoridades italianas información sobre los bienes en el extranjero (sociedades, inmuebles, etc.).
  • Posibilidad de extender el régimen a más miembros de la familia (pareja, hijos) por un importe adicional de 25.000 euros por cada miembro de más añadido al régimen.

¿Para quien puede ser atractivo?

El régimen está pensado para atraer a grandes fortunas y profesionales de alta cualificación.

No obstante, puede ser de especialmente interesante para aquellos deportistas profesionales que obtiene la mayoría de sus rentas fuera del país donde residen.

Profesionales del tenis, el golf y del mundo del motor, sin duda entendemos que estudiarán la posibilidad de optar por este régimen.

El poder sustituir el impuesto que te correspondería pagar por todas sus rentas extranjeras por un pago único de 100.000 euros constituye sin duda un gran atractivo.

¿Puedo aplicar no siendo Europeo?

Asimismo, este régimen especial ha venido acompañado de un “Invesment visa” para atraer a grandes fortunas o deportistas no europeos.

Para inversores extranjeros dispuestos a invertir (i) 1 millón de euros en compañías italianas, (ii) 2 millones de euros en bonos del estado italiano, (iii) o 1 millón de euros donado a organizaciones benéficas, el gobierno italiano les ofrece la posibilidad de obtener un visado de residente en Italia por un periodo mínimo de dos años.

Dicho procedimiento aplica tanto al contribuyente como a sus descendientes.

En este sentido, el gobierno italiano ha previsto esta “vía rápida” para otorgar residencias a grandes patrimonios de fuera de la UE que asimismo podrán beneficiarse del régimen especial para no residentes (aproximadamente 2 semanas según fuentes externas).

¿A que espera para para concertar una cita con nuestro trusted advisor italiano?

En el contexto internacional actual de altas presiones fiscales en la mayoría de los países de la zona euro, la existencia de este régimen sumada a la de los ya mencionados Suiza, Portugal, Malta y Reino Unido, supone una auténtica “competencia fiscal” para aquellos países que no adopten regímenes fiscales similares, puesto que el cambio de residencia de grandes fortunas y deportistas a Italia está casi asegurado.

¿Existen mejores destinos fiscales que el Italiano?

Si está seriamente interesado en cambiar su residencia fiscal, le recomendamos que descargue de forma gratuita y lea nuestro informe actualizado «Los tres mejores destinos fiscales del momento».