Cómo ser residente fiscal en Malta, paraíso sin impuestos en medio del Mediterráneo
PUBLICADO

¿Está pensando en

cambiar su residencia fiscal?

Nuestros expertos en fiscalidad internacional le esperan

Contáctenos sin compromiso alguno para obtener más detalles de nuestros servicios y descubrir en qué le podemos ayudar.

Queremos ayudarle a encontrar su nuevo hogar fiscal con todas las garantías necesarias.

Malta, excolonia del Reino Unido, ha conservado la tradición jurídica y la agilidad burocrática anglosajona. 

Los gobernantes malteses saben de sus limitaciones en cuanto a desarrollo económico (poca superficie, población envejecida, dependencia del sector terciario), por lo que durante años han apostado sus políticas económicas a una carta que suele ser sinónimo de éxito: replicar el modelo suizo para atraer nuevos residentes y empresas con alto poder económico.

Además, este país mantiene aspectos de la Commonwealth pese a pertenecer a la Unión Europea: por ejemplo, ha desarrollado programas de residencia por inversión y tributación non-dom muy atractivos tanto para comunitarios como para no comunitarios. 

Pero Malta no solo es moderna en aspectos de fiscalidad, también posee una muy avanzada legislación del juego, criptomonedas, seguros bancarios, etc. Es, en definitiva, un país mucho más avanzado de lo que puede parecer a primera vista.

¿Porqué Malta es atractiva fiscalmente?

El IRPF en Malta puede revestir de cierta complejidad, puesto que contempla varias excepciones, pero por norma general tributarán aquellos que sean considerados como residentes fiscales en Malta. 

¿Cómo funciona el Impuesto sobre la Renta en Malta?

Según la legislación maltesa, un individuo es residente en Malta si pasa más de 6 meses al año en Malta dentro de un período de 12 meses (en Malta dicho periodo se computa de abril a abril) o tiene su centro de intereses económicos y / o vitales en Malta.

El IRPF maltés funciona de la siguiente manera:

  • Residentes y domiciliados: los residentes domiciliados están sujetos al impuesto sobre la renta personal sobre sus ganancias mundiales y ganancias de capital. 
  • Residentes non-dom: los residentes no domiciliados están sujetos al impuesto sobre la renta personal sobre sus rendimientos en Malta y los rendimientos extranjeros remitidos. No tributan por las rentas de fuente extranjera. 
  • Base tributable: rentas mundiales para residentes domiciliados y rentas locales y remitidas para non-doms.
  • Ingresos imponibles: los ingresos imponibles incluyen ingresos por empleo, ganancias de capital, ingresos muebles e inmuebles, e ingresos empresariales. 

En términos generales en Malta se tributa por las rentas mundiales (es decir por todo lo que se percibe) a un tipo progresivo del 0% al 35%. Los tramos funcionan de la siguiente manera:

  • Existe una exención por los primeros 8.500€
  • Un 15% hasta los 14.500€ 
  • Un 25% hasta los 60.000€
  • Un 35% para los importes superior a 60.000€

Adicionalmente, bajo circunstancias excepcionales de los regímenes non-dom, se aplica un flat tax del 15% sólo a las rentas extranjeras remitidas a Malta, teniendo como tributación mínima 5.000 euros. 

Cabe mencionar que Malta, al igual que muchos países de la Unión Europea, dispone de una tributación ordinaria sobre el individuo alta, en este informe únicamente analizaremos aquellos regímenes especiales que sean atractivos, es decir, el non-dom Maltés. 

¿Cómo funciona el non-dom de Malta?

El estatus non-dom (o no domiciliado) es un régimen fiscal específico para residentes de Malta que no tienen domicilio fijo o permanente en territorio nacional, aún siendo residentes fiscales malteses. 

A efectos prácticos, el régimen non-dom podría aportar notables beneficios fiscales a muchos usuarios.

Al aplicar el régimen fiscal especial non-dom (que también se aplica en otros estados miembros de la UE como Irlanda y el Reino Unido), las personas que residen pero no están domiciliadas en Malta están sujetas a impuestos en el país por las siguientes rentas:

  • Fuente local de ingresos y ganancias de capital.
  • Fuente de ingreso extranjera (no ganancias de capital) cuando se remiten a Malta.

Según lo anterior, las personas residentes y no domiciliadas en Malta no están sujetas a tributación por rentas mundiales, sino que tributan simplemente por aquellas que gane o remita a Malta

Esto constituye un tratamiento fiscal muy atractivo para las personas que deseen transferir su residencia al país.

¿Cuáles son las principales características del non-dom maltés?

De este modo, las principales características del non-dom maltés son las siguientes:

  • Únicamente se pagan impuestos por:
    • Ingresos / ganancias de capital generados en Malta. El non-dom pagaría de un 0 a un 35% de flat tax por las rentas generadas allí (las de su actividad profesional mayoritariamente). 
    • El salario que se puede asignar sí constituye una empresa en Malta. Si el usuario decide constituir una sociedad en Malta podría optar a tributar a un máximo del 15%. 
    • Ingresos extranjeros (no capital ni ganancias de capital) si se reciben o remiten en Malta. El non-dom un 15% por los ingresos que se remitan a Malta.

El resto de rentas de fuente extranjera tributarían al 0% en la medida que no se remitan a Malta.

¿Cómo funciona el Remittance Basis? ¿Qué se entiende por remitido a Malta?

  • Funcionamiento del “Remittance Basis”: 
    • Las rentas extranjeras se gravarán en Malta únicamente cuando se remiten al territorio. 
    • No obstante, el sentido remisión de rentas en Malta es bastante amplio, y la remisión incluye:
      • Remisión de dividendos a Malta a la cuenta bancaria personal maltesa del usuario residente en Malta. 
      • Remisión de intereses o ganancias de capital a la cuenta personal en banco maltés del usuario residente en Malta. 
      • Utilización de la tarjeta de débito en Malta para consumos diarios.
      • Sacar dinero en efectivo de cajeros en Malta para consumos diarios. 

Los ingresos obtenidos antes de adquirir la residencia fiscal en Malta pueden remitirse al territorio sin estar sujetos a impuestos. 

Esto significa que el capital inicial extranjero del individuo no está cubierto por dicha legislación y, por lo tanto, puede remitirse a Malta sin pagar impuestos.

¿Si no remito nada puedo no pagar impuestos?

  • Carga impositiva mínima: en 2018 se introdujo una carga impositiva mínima para los non-dom de 5.000€ (antes de tener en cuenta cualquier desgravación fiscal extranjera) por año que se resida a las personas que son residentes pero no domiciliadas, es decir non-doms. Este mínimo se aplica a individuos y parejas casadas que:
    • Obtengan ingresos de fuente extranjera de al menos 35.000 € anuales y que no se remitan a Malta. 
    • No estén sujetos a impuestos en términos de un tipo impositivo especial, como el Programa de Residencia Global, el HNWII, el Programa de Retiro de Malta y el Reglamento del Plan de Residentes.

¿Qué otros impuestos existen en Malta?

A diferencia de muchos de los otros países de la Unión Europea, Malta se caracteriza por una presión fiscal baja y una autoridad tributaria anglosajona.

Esto implica una tradición mucho más permisiva con las estructuras internacionales (por ejemplo, utilización de figuras como trusts, partnerships, pocas retenciones en fuente, etc). 

Otras de las características más atractivas de este país a nivel impositivo son:

  • No existe impuesto sobre el patrimonio. 
  • No existen impuestos de sucesiones y donaciones. 
  • No existe declaración de bienes ni nacional ni en el extranjero.
  • El impuesto indirecto IGI (equivalente a IVA) es del 18%.
  • No existen impuestos sobre el lujo.
  • Las inspecciones son laxas y la autoridad tributaria negocia con facilidad, siendo muy diferentes a las de Europa continental. 
  • Existe exit tax desde 1 de enero de 2020. Esto implica que alguien que genere mucho negocio en Malta y posteriormente quiera irse a un país de fuera de la Unión Europea tendría que hacer frente a un pago cuantioso antes de salir de Malta (siempre que viva por un periodo prolongado en dicho país). 

¿Cuáles son los principales inconvenientes de Malta?

  • El sistema de devolución del impuesto de sociedades es muy complejo y el funcionamiento y costo de la estructura puede ser alto. Asimismo un mal uso puede implicar problemas frente a la hacienda maltesa o española.
  • Desde el 1 de enero de 2019 se aplican reglas CFC que dificultan la planificación internacional offshore o la utilización de shell companies. 
  • El 1 de enero de 2020 entró en vigor el exit tax. Si se acaba teniendo una gran cartera de inversiones financieras o una empresa propia muy capitalizada esto podría implicar una tributación alta a la hora de cambiar de residencia de Malta a un país de fuera de la Unión Europea.
  • Permanecer 183 días en Malta puede desagradar a los usuarios, y no es una limitación flexible ya que la policía controla concienzudamente las salidas y entradas de los autónomos.
  • El sistema financiero maltés ha pasado por ciertas dificultades y la banca está siendo muy exigente en cuanto a nivel de compliance.
  • Malta está en el ojo del huracán respecto al fraude en impuesto sobre sociedades en el marco de la Unión Europea. 
  • Malta puede resultar un régimen muy atractivo pero a la vez es complicado y costoso de implementar. Una estancia a corto plazo no tendría mucho sentido dado el costo de las barreras de entrada.

¿Cuáles son las principales ventajas de Malta?

Estas son las principales ventajas de las que podría disfrutar el usuario al trasladar su residencia a Malta:

  • El non-dom puede permitir tributar prácticamente 0.
  • Si se es miembro de la UE, ir a vivir a Malta no tiene restricciones migratorias ni coste alguno. 
  • Si no se es miembro de la UE se debería estudiar la posibilidad de residir en Malta vía residencia por inversión o Golden Visa.
  • Amplia red de convenios para evitar la doble imposición.
  • Prácticamente no hay retenciones en cuenta para sacar beneficio o rendimiento de la isla hacia otras jurisdicciones. 
  • Aplicación de las directivas europeas matriz filial. 
  • No hay impuesto sobre el patrimonio sobre los bienes. 
  • No hay impuesto sobre sucesiones y donaciones. 
  • No hay que declarar ni listar los bienes. 
  • Se podría residir en un país con calificación A+ según la agencia de Rating Fitch.

¿Cómo dar el primer paso?

En Relocate&Save contamos con abogados locales especializados en la obtención de residencias en Malta. Si le interesa cambiar su residencia fiscal a este país, escríbanos mediante el formulario de contacto o a [email protected]

Y si se plantea trasladarse a otro país, pero no tiene claro cuál es su destino ideal, descargue nuestro informe «Los 3 mejores destinos fiscales del momento», disponible gratuitamente a continuación.

INFORME GRATUITO

Descargue gratuitamente nuestro informe

Relocation Report: Los 3 mejores destinos fiscales del momento

No todos los problemas tienen la misma solución.

SUIZA, PORTUGAL, ESTONIA, MALTA… DESCUBRA EN NUESTRO ÚLTIMO INFORME CUÁLES SON LOS TRES MEJORES DESTINOS DEL MOMENTO PARA REDUCIR DRÁSTICAMENTE SU CARGA FISCAL .

🔒 Todos sus datos son tratados con absoluta confidencialidad y nunca compartidos con terceros. 

Más
artículos

Descargue gratis el informe "Los tres mejores destinos fiscales del momento"

 
 
 
*Campos obligatorios

¿Está pensando en

cambiar su residencia fiscal?

Nuestros expertos en fiscalidad internacional le esperan.
¡Contáctenos sin compromiso alguno!