Comparativa: impuestos en Portugal vs. en España
PUBLICADO

¿Está pensando en

cambiar su residencia fiscal?

Nuestros expertos en fiscalidad internacional le esperan

Contáctenos sin compromiso alguno para obtener más detalles de nuestros servicios y descubrir en qué le podemos ayudar.

Queremos ayudarle a encontrar su nuevo hogar fiscal con todas las garantías necesarias.

La conocida como «mudanza fiscal», cambiar el lugar de residencia para tributar menos, se está volviendo cada vez más habitual entre las rentas medias y altas.

Y de un tiempo a esta parte, Portugal se ha convertido en un destino muy atractivo para quienes quieren ahorrar cuando se trata de pagar al Fisco. Nuestro país vecino no es un paraíso fiscal, ni mucho menos, pero su carga impositiva es considerablemente menor para los españoles que opten por mudarse.

Impuestos en España vs en Portugal

 Aquí puede ver una comparativa entre los impuestos en ambos países:

España Portugal
Impuesto sobre la renta Hasta el 54% * Hasta el 48% ***
Impuesto sobre sociedades
25% 21%
IVA 4-21% 6-23%
ITP 5-11,5% * 0-6,5%
Patrimonio 0,2-3,5% ** 0%
Sucesiones y donaciones 7,65-34% ** 0%

* Los tipos varían según la CCAA.

** Bonificado en algunas CCAA.

*** Los extranjeros acogidos al NHR pagan un 20% «flat-tax», más información a continuación.

Impuesto sobre la renta

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) español tiene su equivalente en el Impuesto sobre los Rendimientos de las Personas Singulares (IRS) portugués.

Los tipos en España oscilan entre el 12% y el 47% en función de la renta, y a ellos hay que sumar los tramos autonómicos, que varían mucho de un región a otra. Por ejemplo, en el tramo autonómico de Andalucía el tipo más bajo es del 9,50% y el más alto del 23,70%. Mientras que en la Comunidad Valenciana (una de las regiones con los tipos autonómicos más altos), la cifra oscila entre un 10% para las rentas más bajas y un 29,50% para las más altas.

En el caso de Portugal, el tipo aplicable más bajo es del 14,50% para las rentas más bajas, y del 48%, para aquellos cuyas rentas superen los 80.882 euros. Diferenciándose, además, si las rentas proceden del trabajo por cuenta ajena o son empresariales o profesionales.

No obstante, los altos tipos impositivos del IRPF portugués se reducen radicalmente al acogerse al régimen NHR, donde se tributa apenas un 20% de tipo fijo. Al final de este artículo hablaremos sobre este régimen con más detalle.

Impuesto de Sociedades

El Impuesto sobre la renta de las Personas Colectivas (IRC) portugués, equivale al Impuesto de Sociedades español (IS).

El IS grava los beneficios obtenidos por las sociedades mercantiles. El tipo impositivo de carácter general es del 25%.

Hay entidades que gozan de una especial protección y su tributación es menor. Por ejemplo, las empresas de nueva creación solo pagan en concepto de Impuesto de Sociedades un 10% de sus beneficios.

Por otro lado, hay entidades cuya actividad está especialmente gravada, aplicándose un tipo del 30% a las cooperativas de crédito, cajas rurales y entidades dedicadas a la explotación de yacimientos subterráneos de hidrocarburos.

El IRC portugués aplica una tasa del 21% sobre la que puede aplicarse exenciones. Existen, además, incentivos fiscales para las empresas que estén radicadas en Madeira.

IVA

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) español equivale al Imposto sobre o Valor Acrecentado (IVA) portugués.

En España existen varios tipos de IVA. El general es del 21%, el reducido del 10%, y el superreducido del 4%. Mientras que el Portugal el IVA general es del 23%, con una tasa del 13% para el reducido y del 6% para el superreducido.

ITP

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) y Actos Jurídicos Documentados (AJD) es, en realidad, dos tributos que se aplican en diferentes situaciones.

El ITP se aplica en las transmisiones de bienes entre particulares (por ejemplo la compraventa de una vivienda de segunda mano). Por su parte, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados grava los documentos notariales, mercantiles y administrativos. Como cuando se otorga una escritura pública para dejar constancia de la transmisión de una vivienda.

El ITP está cedido a las comunidades autónomas y el tipo aplicable varía, según la región, entre un 5% y un 11,5% del valor del bien transmitido. Por su parte, el AJD establece una cuota fija para el papel timbrado: 0,30 euros por pliego y 0,15 euros por folio. Además, hay una cuota variable en función de la comunidad autónoma. Oscila entre un 0,5% y un 2%.

En Portugal hay un impuesto equivalente conocido como Sello. Los tipos van del 0,04% al 0,6%. Por su parte, las transmisiones onerosas de inmuebles se gravan con el Impuesto Municipal sobre Transmisiones Inmobiliarias (IMT), que oscila entre un 0% y un 6,5%. En este tipo de impuestos el Sello es del 0,8%.

IVTM

El Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica grava la tenencia de vehículos de motor. Se paga una vez al año en el ayuntamiento en el que el contribuyente tenga su domicilio fiscal. Lo que se abona depende de la potencia (caballos fiscales) y del tipo de vehículo.

La Ley Reguladora de Haciendas Locales establece los importes mínimos que pueden cobrarse (van de 12,62 a 112 € en el caso de los turismos), pero los ayuntamientos pueden aplicar coeficientes de incremento. Es decir, que este impuesto es diferente en cada municipio.

En Portugal se aplica el Impuesto Único de Circulación. El importe a pagar se calcula en función del nivel de emisiones del vehículo. Cuanto más contamina, más paga.

Patrimonio

En España el impuesto sobre el patrimonio grava no la renta sino el patrimonio total de las personas físicas, en función del total de bienes que posee el contribuyente a fecha 31 de diciembre.

Es un impuesto cedido a las Comunidades Autónomas, que pueden aplicar ciertas reducciones en el mínimo exento. Por tanto, no paga lo mismo de impuesto de patrimonio un residente en la Comunidad de Madrid (donde está bonificado al 100%) que un contribuyente andaluz.

En Portugal, como en la mayor parte de países del primer mundo, no existe este impuesto.

Pensiones

Artículo principal: Jubilarse en Portugal

En España, las pensiones contributivas y no contributivas están sometidas a retención de IRPF. El tipo aplicable es igual que el que corresponde a los trabajadores, puesto que la pensión se considera una renta procedente del trabajo.

Las pensiones privadas, las que se cobran de productos como planes de pensiones o de PIAs, tributan como rendimientos del capital. El tipo aplicable depende del producto de ahorro de que se trate. Por ejemplo, en el caso de los PIAs, influye incluso la edad del beneficiario en el momento de rescatar el dinero.

En el caso de jubilados españoles que residan en Portugal, bajo el NHR solo se tributa el 10% de las pensiones públicas o privadas. Sin embargo, los funcionarios españoles jubilados no pueden acogerse a este tipo reducido.

Sucesiones y donaciones

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones español grava la recepción de bienes y derechos a través de herencia o donación. Es decir, que quien recibe un bien sin haber pagado por ello va a tener que abonar a Hacienda una cantidad que se determina en función del valor del bien recibido.

Este impuesto también está cedido a las Comunidades Autónomas, lo que produce importantes desigualdades: en algunas regiones se paga muy poco y en otras la cantidad a pagar es suficiente como para que los sucesores se planteen renunciar a la herencia.

En Portugal las herencias o donaciones de bienes a familiares están totalmente exentas del pago de impuestos. Tratándose de herencias o donaciones a personas que no sean familiares, se aplica una tasa impositiva de timbre del 10%.

El NHR portugués

Artículo principal: Residencia fiscal en Portugal

Además de la ausencia de estos impuestos que acabamos de mencionar, el verdadero causante de las mudanzas fiscales a Portugal es el programa NHR (non-habitual resident), al que pueden acogerse quienes no hayan sido residentes fiscales del país en los últimos cinco años.

Con el programa NHR, los residentes no habituales no tienen que pagar nada por las rentas que hayan obtenido fuera de Portugal. En cuanto a las rentas del trabajo obtenidas en el país, el tipo de gravamen fijo es del 20%, con independencia de que se gane más o menos.

Los autónomos pueden elegir entre un sistema de tasas progresivas o elegir una tasa fija del 20%. Tratándose del ejercicio de una profesión que tenga la categoría de elegible, el autónomo disfruta de una exención total de impuestos si procede de un país con DTA.

Las pensiones de jubilación procedentes de un país extranjero, o bien no tributan o lo hacen con un tipo muy bajo, y eso es lo que hace de Portugal un interesante destino para aquellos que han dado por finalizada su vida laboral.

Y otra de las ventajas adicionales de nuestro país vecino es que se puede mantener la residencia fiscal en él sin necesidad de pasar un mínimo de seis meses en su territorio. Bastará con tener una casa en propiedad o alquilada para poder acreditar que se tiene la condición de residente fiscal, aunque realmente se haya pasado todo el tiempo fuera del país. Eso sí, para poder calificar para el régimen de NHR, hay que pasar un mínimo de 183 días en el país. Una vez dentro del programa, se pueden disfrutar de sus ventajas fiscales durante 10 años.

Tributación de las criptomonedas

Artículo principal: Impuestos a las criptomonedas en Portugal

Las diferencias fiscales entre ambos países también son patentes en lo que se refiere a las criptomonedas: mientras que en España se paga entre un 19% y un 26% por los beneficios obtenidos en la compraventa de criptomonedas, en Portugal estas operaciones solo están gravadas si constituyen actividad profesional o empresarial.

¿Se plantea cambiar su residencia a Portugal?

Si está interesado en cambiar su residencia fiscal a Portugal, Relocate&Save cuenta con un equipo de expertos abogados fiscalistas en Portugal que podrán atenderle en castellano. No dude en contactarnos a través del formulario de contacto o al email [email protected].

Por el contrario, si aún no tiene claro cuál es su destino fiscal ideal, le recomendamos la lectura de nuestro informe gratuito «Los tres mejores destinos fiscales del momento», disponible gratis a continuación.

INFORME GRATUITO

Descargue gratuitamente nuestro informe

Relocation Report: Los 3 mejores destinos fiscales del momento

No todos los problemas tienen la misma solución.

SUIZA, PORTUGAL, ESTONIA, MALTA… DESCUBRA EN NUESTRO ÚLTIMO INFORME CUÁLES SON LOS TRES MEJORES DESTINOS DEL MOMENTO PARA REDUCIR DRÁSTICAMENTE SU CARGA FISCAL .

🔒 Todos sus datos son tratados con absoluta confidencialidad y nunca compartidos con terceros. 

Más
artículos

Descargue gratis el informe "Los tres mejores destinos fiscales del momento"

 
 
 
*Campos obligatorios

¿Está pensando en

cambiar su residencia fiscal?

Nuestros expertos en fiscalidad internacional le esperan.
¡Contáctenos sin compromiso alguno!