Inicio > Blog > Residencia pasiva: la manera más fácil y rápida de instalarse en Andorra

Residencia pasiva: la manera más fácil y rápida de instalarse en Andorra

La residencia pasiva o no lucrativa andorrana es la forma más rápida y fácil para residir en Andorra.

Andorra es un país bastante restrictivo respecto a la inmigración (con ciertos privilegios para españoles, franceses y portugueses, pero bastante estricto con otras nacionalidades).

No obstante, la residencia pasiva le permite obtener el derecho a vivir en el principado de un modo mucho más sencillo, incluso siendo extracomunitario, lo cual la hace muy popular para ciudadanos de países como México, Argentina, Uruguay, Rusia, etc.

¿Para quién es la residencia pasiva?

La residencia pasiva andorrana puede ser de distintos tipos, pero funciona a efectos prácticos como una Golden visa o residencia por inversión. Se concede por los siguientes motivos:

  • Por razones de interés científico, cultural o deportivo (muchos profesionales de Moto GP se han acogido a ella).
  • Profesionales y empresarios con proyectos a nivel internacional (grandes empresarios con negocios «overseas»).
  • Por inversión en Andorra (la más común de las tres).

En esta guía nos centraremos en la tercera: la residencia pasiva por inversión.

Esta modalidad va dirigida a personas que deseen vivir en Andorra sin trabajar por cuenta ajena y viviendo principalmente de sus rentas pasiva, por lo que es ideal para pensionistas y HWNI («High-Net-Worth Individual») que vivan de sus alquileres, carteras de inversión, intereses bancarios e ingresos generados fuera de Andorra en general.

En definitiva, si usted tiene un alto poder adquisitivo y ha sopesado vivir en Andorra, esta residencia es probablemente la forma que más le conviene.

¿Qué ventajas ofrece la residencia pasiva?

La residencia pasiva, a pesar de sus barreras de entrada (es principalmente para gente con mucho capital), ofrece una serie de ventajas muy atractivas. Entre ellas destacan:

  • Es muy conveniente para aquellas personas que viajan mucho, ya que solo exige permanecer en el país 90 días en lugar de los 183 días de la residencia por cuenta propia.
  • Está sometido a un control menos exhaustivo que la residencia activa por cuenta propia. Generalmente la policía andorrana no revisa que se cumpla el requisito de 90 días en el país.
  • Es un permiso de residencia que pueden obtener todo tipo de nacionales no comunitarios y que les permite viajar libremente por España, Francia y Portugal. Es decir, con la residencia pasiva los ciudadanos de pasaporte no comunitario (ruso, ucraniano, uruguayo, argentino, etc) no verán limitada su estancia de turista y no necesitarán de visado especial.
  • Permite realizar inversiones en el país sin necesidad de pagar la tasa de inversión extranjera, lo cual supone un ahorro nada desdeñable.

¿Cuáles son los requisitos?

Estos son los requisitos concretos para conseguir la residencia pasiva andorrana por inversión:

  • Tener una propiedad inmobiliaria en Andorra o un contrato de alquiler.
  • Invertir en un inmueble un valor mínimo de 350.000 euros, abonar dicha cantidad en un producto bancario con ISIN andorrano o invertirlo en el capital de una empresa andorrana.
  • Permanencia de residencia mínima de 90 días.
  • Certificado de buena conducta.
  • Seguro médico privado.
  • Certificado médico realizado en Andorra.
  • Un depósito de más de 50.000 euros, más 10.000 euros por persona a cargo (por la pareja o cada hijo que venga a vivir al principado con dicha residencia), en la Autoridad Financiera de Andorra hasta que no se resuelva la residencia pasiva.
  • Conformidad de ingresos de más del 300% del salario mínimo andorrano, actualmente situado en 1083,33€. Además si se tienen personas a cargo deberá sumar el 100% extra por persona a cargo.

En general la residencia pasiva implica una inversión aproximada de unos 400.000 €, además de poder desmostrar que se es económicamente no dependiente.

¿Esto me permite pagar impuestos en Andorra sin ser residente fiscal allí?

Aunque algunos asesores españoles cometen el error de vender la residencia andorrana como una panacea que permite rebajar la factura fiscal y seguir viviendo España, hay que aclarar un detalle muy importante: los principios de la fiscalidad internacional están por encima de los permisos de residencia, y que esta residencia pasiva es una mera autorización migratoria a residir en el país de manera legal.

Esto significa que si usted reside únicamente 90 días en Andorra y pasa el resto del año en España, no le quepa duda de que la Agencia Tributaria española va a ir a por usted.

En otras palabras: para disfrutar de las ventajas fiscales de Andorra deberá tener en cuenta no solo lo establecido en la legislación de inmigración de cada país, sino también en la legislación de impuestos y convenios para evitar la doble imposición.

Si necesita ayuda, desde Relocate&Save le podemos asistir con el proceso de obtención de la residencia pasiva en Andorra. Por favor, escríbanos a info [arroba] relocateandsave.com o a través del formulario de contacto.

Asimismo, si quiere un informe personalizado sobre la fiscalidad andorrana, le invitamos a adquirir nuestro informe de destinos fiscalmente ideales: tan solo tiene que responder a este breve cuestionario sobre su situación financiera, profesional y personal, y en 72 horas le enviaremos un informe personalizado con los tres destinos que nuestros fiscalistas consideran más aptos para usted.

Por supuesto todo se realiza de forma absolutamente confidencial, gracias especialmente a que no estamos sometidos a la legislación española.

Realizar el test