Inicio > Blog > Aliyah: el secreto para vivir en Israel sin pagar impuestos durante 10 años

Aliyah: el secreto para vivir en Israel sin pagar impuestos durante 10 años

Israel es sobradamente conocido por su próspera economía, su religión, sus extensas playas, su agitada vida nocturna y, cómo no, por su vasto patrimonio histórico y cultural.

No obstante, muchos desconocen su faceta de paraíso (o mejor dicho «refugio») fiscal. Estamos hablando del Aliyá o Aliyah, término hebreo que se podría traducir como «elevación» o «ascensión».

Aunque el impuesto sobre la renta en Israel para la gente ordinaria y nacional del país no es nada atractivo (pudiendo llegar incluso al tipo del 50%), gracias a la mencionada Aliyá los hebreos o nacionales retornados,  así como los nuevos inmigrantes, pueden obtener un atractivo 0% de tributación…

Un emigrante llegado a Israel al amparo de la Aliyá gozará durante 10 años de amplios beneficios fiscales. Estará exento del pago de impuestos y durante el mismo periodo no debería declarar el origen de sus bienes e ingresos.

Se trata por tanto de un régimen de total exención de impuestos que además otorga una privacidad que no tiene punto de comparación con los estándares occidentales.

Si este régimen es tan beneficioso, ¿por qué se sabe tan poco de él?

Como nacional español o latinoamericano, nuestros usuarios suelen pensar en términos de proximidad, afinidad (Andorra y Portugal) o en términos de popularidad en redes (Emiratos, Qatar, Malta, etc.), y la historia y tradiciones latinas están muy poco ligada al judaísmo o al estado de Israel… por lo que en términos generales la Aliyá es un auténtico desconocido.

No obstante, esta es extremadamente popular entre rusos y franceses.

Un claro ejemplo es el del propietario del Chelsea Roman Abramóvich, quien abandonó su beneficio non-dom en Reino Unido por el magnífico régimen de la Aliyá, mucho más beneficioso desde un punto de vista fiscal.

¿De dónde sale este régimen?

El aspecto fiscal del régimen Aliyá surgió en Israel en el año 2008 como una enmienda a la fiscalidad ordinaria del país y es conocida como la «Amendment 168 to the Income tax Ordinance» o «ley Milchan» (el magnate para la cual se creó).

Inicialmente, esta enmienda tenía en mente favorecer la llegada de nuevos judíos a Israel (Aliyá), permitiendo a los mismos disfrutar de una exención de 10 años sobre los ingresos conseguidos fuera de Israel.

Esta medida y exención fiscal se diseñó con la simple intención de ayudar a los nuevos judíos instalados en Israel para que no tuvieran que pasar por penurias económicas en sus primeros años de difícil adaptación al país.

No obstante la realidad fue otra muy distinta… Y el régimen ha servido principalmente para atraer a millonarios.

¿A quién se otorga este régimen?

Dicha exención de impuestos abarca los ingresos que se originan fuera de Israel, y para acceder a ella se requiere el estatus de «primer residente en Israel» (independientemente del origen judío) o de «inmigrante retornado».

¿Y cómo se consigue el estatus de «primer residente en Israel»?

En palabras textuales de nuestros colaboradores en Israel “La exención de 10 años es para cada residente israelí que venga a vivir al país por primera vez, sin ninguna relación con él como judío o no. No obstante, los no judíos probablemente tendrán dificultades para convertirse en residentes desde la perspectiva de derecho migratorio hebreo”.

El estatus de primer residente en Israel, bajo estricto escrutinio del departamento de inmigración, se otorga a:

  • «Oleh – Hadash» o nuevos inmigrantes al país. Este estatus se otorga a judíos, personas con raíces judías (hasta tercera generación), sionistas o personas con estrechos vínculos con Israel. Pero en realidad, este beneficioso régimen está a la disposición de todo el mundo dispuesto a vivir en Israel… y es que más de un no judío está disfrutando de este régimen (por ejemplo el millonario James Packer).
  • Otros residentes destacados. Bajo el estricto sistema migratorio israelí, y con el adecuado asesoramiento, se puede otorgar nueva residencia en Israel a personas que vayan a emprender negocios favorables para el país, a realizar trabajos cualificados o tengan cierta afinidad sionista.

En este punto el lector se preguntará si vale la pena tanto esfuerzo por poder vivir y tributar en Israel… pero los beneficios que otorga este régimen son muy amplios y prácticamente inigualables e incomparables en el mundo a nivel de baja tributación y opacidad.

¿Qué beneficios otorga?

  • Una exención de 10 años por los ingresos obtenidos fuera de Israel.
  • Estos ingresos del exterior incluyen intereses, royalties, dividendos y ganancias de capital de fuente extranjera y los ingresos por trabajos de freelance realizados en beneficios de clientes no situados en Israel.
  • Se otorga certificado de residencia fiscal a los beneficiarios del mismo.
  • Una exención de reportar o informar tus ingresos durante 10 años a la hacienda israelí.
  • Posibilidad de obtener pasaporte israelita transcurrido cierto tiempo.
  • Poder operar offshore en países de nula y/o baja tributación amparado bajo esta especie de “tax ruling”. Es decir, 10 años de exclusión de la definición como residente de una sociedad israelí (vía sede de dirección efectiva) para las compañías establecidas en el extranjero y que sean propiedad de un «Oleh» o nuevo inmigrante. Por ejemplo se podría operar desde Bahamas o BVI (con tributación del 0%) sin que se aplicaran las reglas de transparencia fiscal internacional (CFC rules) existentes en Israel.

¿A quién se lo recomendamos?

La Aliyá sin duda es uno de los regímenes fiscales más beneficios del planeta, ya no por su atractivo fiscal sino por el poco escrutinio por el que somete la autoridad a su beneficiario. No obstante, este régimen no está al alcance de todos.

Desde Relocate&Save únicamente recomendamos solicitar este régimen a aquellos que tengan antepasados judíos (tercera generación), vínculos con pueblos judíos oprimidos (sefardíes), afinidad sionista o grandes negocios que puedan interesar al estado de Israel.

Este régimen ha sido muy atractivo para rusos y franceses en los últimos años, pero muy poco explotado por la comunidad judía presente en Latinoamérica (Venezuela, Chile, Argentina, etc.) y España, actualmente amenazada por el auge de los populismos y la izquierda bolivariana.

¿A qué esperan para emprender su Aliyá?

Como sabemos lo peligroso que es un cambio de residencia mal ejecutado, desde Relocate&Save recomendamos recurrir a despachos de primer nivel. Por eso, si necesita ayuda con su Aliyá, desde Relocate&Save le podemos asistir con el proceso de cambio de residencia.

Por último, si quiere un informe personalizado sobre fiscalidad en países de baja tributación, le invitamos a adquirir nuestro informe personalizado de destinos fiscalmente ideales: tan solo tiene que responder a este breve cuestionario sobre su situación financiera, profesional y personal, y en 72 horas le enviaremos un informe personalizado con los tres destinos que nuestros fiscalistas consideran más aptos para usted.

Por supuesto, todo se realiza de forma absolutamente confidencial.